11 mayo 2011

Somos unos lesionados cerebrales

Imagen de Raquel Marín

Hay gente para la que la polémica es algo tan familiar como su casa, manejan dicho arte a la perfección; casi se diría que la necesitan, que no sabrían vivir sin ella. En España, me han venido automáticamente a la cabeza un entrenador, un escritor y un tertuliano.
A los ingleses, uno de los que antes les viene a la mente es Martin Amis. Ha ocurrido hace unos meses, pero yo me he enterado ahora a través del reportaje Libros para la gente bajita, de la Revista Arcadia. Lo que Martin Amis podría haber expresado más o menos con un: «no concibo escribir para un público concreto», lo explicó de semejante forma: «Si tuviese una severa lesión cerebral, podría escribir un libro para niños». Luego agregó que la idea de ser consciente de a quién estás dirigiendo una historia es un anatema para él, porque la ficción es libertad y cualquier restricción a la misma es intolerable. Para terminar de arreglarlo, dijo que nunca escribiría sobre alguien que le forzase a escribir en un registro inferior al que puede escribir.

En fin.

10 comentarios:

  1. Lo que demuestra que los peques son más inteligentes que este señor ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues nada. Él se lo pierde. ¡A más niños tocamos!

    ResponderEliminar
  3. me encanta tener severa lesión cerebral, ese es mi don y mi triunfo

    ResponderEliminar
  4. U. Eco tiene páginas muy interesantes sobre el escribir "para" en 'Lector in fabula'. Para él, es el texto, no el autor, el que presupone ciertos destinatarios (modélicos o ideales) por encima de otros. Así que Amis puede decir misa: sus novelas siguen teniendo un "para". :D

    ResponderEliminar
  5. Desde hoy, el señor de la lesión cerebral. En realidad seguro que quiso decir eso :)

    ResponderEliminar
  6. Ni un segundo para el señor Amis. Sin comentarios...

    ResponderEliminar
  7. Pues yo siempre he creído en la necedad como acicate para el sabio. Aparte de la cita de Toole en La conjura de los necios, que a su vez es una cita de Swift, tendríamos que tener siempre en mente la dedicatoria de Cela en La familia de Pacual Duarte: "A mis enemigos, que tanto me han ayudado en mi carrera".
    Propongo que a partir de ahora, todos los libros de LIJ lleven la misma dedicatoria: "A Martin Amis, que tanto me ayudó en mi descerebrada carrera".
    Un abrazo lijero.

    ResponderEliminar
  8. Qué poco entiende este hombre de LIJ, de literatura y de registros...

    De todas maneras, JG, sabes que los hay que sueltan estas estupideces simplemente para que hablen de ellos.

    ResponderEliminar
  9. Con los últimos problemas de blogger, han desaparecido comentarios, pero no se han perdido porque los tenía en el correo:

    belén
    me encanta tener severa lesión cerebral, ese es mi don y mi triunfo

    Darabuc
    U. Eco tiene páginas muy interesantes sobre el escribir "para" en 'Lector in fabula'. Para él, es el texto, no el autor, el que presupone ciertos destinatarios (modélicos o ideales) por encima de otros. Así que Amis puede decir misa: sus novelas siguen teniendo un "para". :D

    Oscar L. Mencía
    Desde hoy, el señor de la lesión cerebral. En realidad seguro que quiso decir eso :)

    Javier Fonseca
    Ni un segundo para el señor Amis. Sin comentarios...

    ResponderEliminar
  10. Entiendo que a ese señor le cueste conectar con su niño interior o que le cueste ponerse en otro nivel que no sea el que cree que tiene,"hay gente pa to".
    Es muy gozoso conectar con el niño/a interior. No conozco a ese señor, pero él se pierde indagar en otros registros. La libertad es que cada uno haga lo que sienta que debe hacer y no insultar ¡claro!

    ResponderEliminar